Centro de Formación Misionero y Pastoral Gilgal

A.R. SGAR/67/2017

¡Somos la Generación del Avivamiento! 


Misión: Evangelizar-Afirmar-Discipular-Enviar

Evangelizar: Ganar almas para Cristo. Todo miembro de la iglesia debe ser un ganador de almas. Nuestro evangelismo es sobrenatural, pues además de predicar la palabra de Dios y testificar acerca de Jesucristo , manifestamos pruebas del poder de Dios a través de milagros de sanidades, liberación, palabras proféticas y palabra de ciencia a través del Espíritu Santo.

Afirmar: En esta etapa se cimienta, asegura y consolida la decisión del nuevo creyente y se da el seguimiento apropiado para que desarrolle los fundamentos básicos de su nueva vida en Cristo, iniciando por su Bautismo en Agua, Espíritu Santo y Fuego, para luego formar parte de un grupo de discipulado.

Discipular: El objetivo de discipular es enseñar, entrenar, equipar, activar, pastorear y certificar; Al miembro comprometido, validado y de buen testimonio. Ya que se busca el crecimiento constante y continuo de la persona.

Enviar: Lideres son enviados a levantar nuevas misiones y reforzar iglesias, con el ADN de esta casa y equipados con talentos y habilidades desarrolladas, el poder y los dones necesarios, para extender el reino de Dios por medio de desarrollar cada una de las tareas que se les delegan. También a medida que crecen espiritualmente pueden ser promovidos y enviados como diáconos, ancianos, ministros, pastores, maestros, evangelistas, profetas, misioneros o líderes de refuerzo en diferentes áreas o especialidades, según el llamado que Dios tenga para sus vidas.

Visión: Formar Casas Misioneras, Apostólicas, Pastorales, y Proféticas. Así como preparación de Maestros para la edificación y fortalecimiento de las iglesias en México y Latinoamérica.

Somos una Organización Religiosa especializada en la formación de Misioneros, Pastores, y Lideres cristianos de manera presencial y via internet. Nuestra cobertura abarca todo México y los Estados Unidos.

 

Cada alumno en nuestro Instituto, estructura su visión, innovación y práctica en campo; Además de conocer sus habilidades, talentos, dones y ministerios a fin de desarrollarse en el area de su interés en el ministerio.

 

Deseamos motivar al liderazgo, a levantar en alto la bandera del evangelismo bíblico, teniendo influencia en los cristianos de todo el mundo de manera que nunca muera el compromiso de la iglesia en el crecimiento y la conservación de frutos.

 

Valores:

La relación con Dios y los hombres.

Amamos a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente y con todas nuestras fuerzas. Él es la prioridad de nuestro amor, obediencia y adoración, sobre todas las cosas. Amamos a los demás como a nosotros mismos pues esto refleja nuestro amor a Dios. (LUCAS 10:27).

 

La Familia

Esta es un fundamento principal en el reino de Dios. Y el matrimonio entre un hombre y una mujer es la voluntad de Dios y mantiene una sociedad libre de inmoralidad. Si se pierde la familia, se pierde el fundamento de la sociedad; por eso la cuidamos y protegemos. (GENESIS 1:27).

 

La palabra de Dios

Cada declaración, cada palabra y cada mandamiento escrito en la Biblia, es la base doctrinal para nosotros y nos comprometemos a ponerla por obra. Para enseñar, redargüir, corregir y para instruir en justicia (PROVERBIOS 3:3; 2 TIMOTEO 3:16).

 

Pasión por el Progreso

El deseo de Dios es que prosperemos en TODAS las cosas. Por eso es un Valor, para nosotros, impulsar un crecimiento constante; madurando, progresando, yendo a otros niveles de fe, visión, gloria, bendición y educación. Jesús murió y pagó un alto precio para redimirnos de la pobreza y de la ignorancia. (3 DE JUAN 1:1-2). 

 

La transferencia Generacional

Dios es Tri-Generacional: el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y de Jacob. Los padres tenemos la habilidad y la gracia de impartir a nuestros hijos espirituales y naturales, todo aquello que hemos alcanzado.(GENESIS 50:24 Y MARCOS 12:26).

 

El Propósito

Todo ser humano fue creado por Dios con un propósito; y cuando lo descubre, si lo desarrolla, deja un legado en la tierra. Entonces puede decirse que una persona tiene o tuvo éxito. (ECLESIASTES 3:11).

 

 

El Carácter de Cristo

La meta de todo hombre y toda mujer de Dios en esta tierra, es cada día formar más el carácter de Jesús en su vida. Es decir, ser llenos de su bondad, integridad, humildad, realeza, temor de Dios, santidad y madurez, tal como él lo es. Jesús es nuestro modelo, al cual tenemos que imitar, honrar, glorificar, adorar y seguir hasta que regrese. (ROMANOS 8:29).